Navidad y decoración son dos elementos que necesitan entrar en simbiosis cuando comienza el mes de diciembre. El belén, luces, árboles navideños y los espumillones son algunos de los objetos que más se repiten en los hogares durante esta época del año. Sin embargo hay muchas ideas para dar un toque más personal a los adornos navideños. Por ello os proponemos 5 ideas para decorar con creatividad vuestros salones y salir de la monotonía.

Como ya hemos adelantado, un buen árbol de navidad no puede faltar. El toque original lo puedes dar arriesgando con los objetos que cuelgues en él: desde aquellos que llamen la atención por ser de colores que salgan de la gama de rojos, verdes o dorados habituales, como el rosa o el azul cielo, hasta formas que evoquen a una pieza de sushi. Para aquellas personas que se atrevan con las manualidades, otra opción es realizar árboles colgantes. Debes conseguir dos ramas largas y con algo de grosor. Después se cortan en 6 partes que serán unidas en un orden progresivo: el palo más largo será la base y el más corto corresponderá al final de la copa. Por último, solo tendrás que elegir la pared dónde quieras ponerlo y añadir los adornos.

Otra gran idea son las coronas navideñas. Una opción ideal es optar por realizarla manualmente. Tan sólo es necesaria una rama de arbusto de algún fruto rojo y un aro transparente de plástico que sirva como base para ir enganchando las ramas y dar rienda suelta a la creatividad. Se pueden añadir distintos complementos como estrellas, bolas navideñas o lazos.

Por otro lado un imprescindible que no puede faltar en las mesas durante este período festivo son los centros de mesa. Estos también pueden ser personalizados. Simplemente debemos elegir una base: una cesta de mimbre, una bandeja, un plato grande clásico o una caja de madera. Para terminarlo se pueden añadir piñas de pino, ramitas de muérdago, unas velas de colores llamativos o más neutros en función de la gama de colores que elijáis y las flores que más os gusten.

Los jarrones del salón o el recibidor son otro recurso con los que aportar ese ambiente navideño  al hogar  colocando algún motivo navideño en su interior si son transparentes: bolas de navidad, un belén de pequeñas figuritas ( que podrás encontrar en los puestos de la Plaza Mayor si vives en Madrid o en otras poblaciones que utilicen este lugar central para vender objetos de Navidad) o un espumillón. En el caso de que los jarrones sean opacos siempre se puede envolver el exterior con un papel de regalo elegante o poner lazos a su alrededor.

Por último, las luces. Se pueden colocar de muchas maneras y en cualquier lugar. A modo de cortina en las ventanas de las habitaciones o como guirnaldas en el exterior. Son imprescindibles y puedes encontrarlas en forma de estrellas multicolores, blancas o de tonos cálidos.

Con todas estas propuestas, se puede dar un giro a la decoración navideña de este año y dotarla de un estilo más creativo.

Y lo que es más importante: acompañar todo para disfrutar del proceso con canciones que se suelen escuchar en estos momentos del año: Santa Claus is coming to town o All I want for Christmas is You.