Alton Mason, modelo y bailarín de 22 años, entró en la historia de la moda al convertirse en el primer modelo profesional masculino y afroamericano en desfilar para Chanel en los 109 años de la firma, en el evento anual “Metiers d’Art Show” de Paris.

Mason, de ascendencia jamaicana y ghanesa, debutó en las pasarelas de la mano de Kayne West, en la presentación de su colección “Yeezy 3” en el Madison Square Garden de Nueva York. Poco después, fue elegido por Alessandro Michelle, director creativo de Gucci, para protagonizar la campaña Fall 2017 y desfilar en su colección crucero de 2018.

Tras el éxito alcanzado, Mason fichó por la famosa agencia IMG en Paris, Milán, Londres, Australia y L.A. y, desde entonces, se ha convertido en uno de los modelos más cotizados por los diseñadores. Heron Preston, Louis Vuitton, Off White, Versace, Etro, Ralph Laurent, Missoni, Jeremy Scott, Tommy Hilfiger, Fenty, Valentino o Fendi, son algunos de los nombres más destacados.

Además de realizar editoriales para las revistas más prestigiosas, como Vogue, L’Officiel, GQ, V magazine o Numero Homme, entre otras, también ha protagonizado campañas para NIKE, Karl Lagerfeld, Adidas, Salvatore Ferragamo o Lady Million de Paco Rabanne, ésta última junto a influencers como Levy Dylan (hijo de Bob Dylan), Dree Hemingway, Londone Myres, Joey Badass y Simona Kust.

Una carrera imparable y sin precedentes que le ha llevado a ser nombrado el Modelo del Año 2019 por la reconocida web Models.com, Hombre del Año 2019 por la revista GQ y uno de los modelos más influyentes de 2019 por la revista Business of Fashion.

Alton Mason cerró el año 2019 en lo más alto de su carrera y este 2020 lo ha comenzado pisando fuerte con una espléndida editorial para Vogue Australia por el fotógrafo de origen maliense Malick Sidibe y junto a la modelo femenina del año Adut Akech.

Una combinación perfecta de belleza y talento que demuestra que la industria de la moda está cambiando y abraza la diversidad.

SUSCRIBETE A MEIK MAGAZINE