Benjamín Zarandona, exfutbolista hispano-ecuatoguineano, jugó como mediocentro en la selección sub-21 de España, la selección absoluta de Guinea Ecuatorial y en siete clubes españoles, con once temporadas disputando partidos de Primera División, para los equipos Real Valladolid, Betis y Cádiz.

De madre ecuatoguineana y padre español, durante su infancia y juventud residió en Valladolid.  En la actualidad participa en programas deportivos como Carrusel Deportivo y El Larguero de la Cadena Ser, deportes Cuatro, actividad que complementa con su labor solidaria.

Además es parte activa de la fundación Real Betis Balompié, formando niños en Guinea Ecuatorial, para que participen en España en distintos torneos de futbol. Además es embajador de la fundación Martinez Hermanos.

Lleva desarrollando nueve años un calendario benéfico a favor del Orfanato de Malabo. Tal es así, que el próximo 17 de abril organiza un partido benéfico femenino en Canillas (Madrid) entre africanas y españolas. Ese mismo día por la noche se ofrece una cena (la séptima) benéfica, en el restaurante Zielou (Madrid).

P.-  Ha desarrollado su actividad deportiva en clubs como Valladolid, Betis, Cádiz ¿ha cambiado el futbol desde que “colgó las botas”?

R.- Ahora el fútbol es mucho más físico y con unos sistemas de juego más tácticos, con tres centrales y dos laterales, teniendo así una especie de defensa de cinco jugadores. Antes el sistema de juego era idéntico para todos los equipos, 4-3-2-1.

P.-  El deporte aúna valores como la competitividad, solidaridad, compañerismo… ¿es posible hacer uso del deporte como lenguaje universal para desarrollar proyectos sociales, de diversidad e integración? ¿Qué puede aportar el deporte en este tipo de acciones?

R.- El deporte, sea fútbol, baloncesto, rugby… permite desarrollar proyectos solidarios. Los niños y niñas nos ven a los deportistas como ídolos, nos toman como un referente vital, como un ejemplo a seguir. Por ello, es importante que los deportistas desarrollen actos sociales y atraigan a muchos colectivos sociales, permitiendo así la implantación de distintos proyectos sociales. Cualquier campaña solidaria que se quiera crear debe contar con profesionales deportistas a nivel mundial para poder atraer distintos sectores poblacionales.

P.-  Su vida siempre ha sido una vida de compromiso y solidaridad con su país y con quienes más lo necesitan. Ha participado en donaciones de material deportivo, ha organizado partidos para recaudar fondos para distintas causas, ha instalado césped artificial en campos de futbol, ¿Cuáles son sus proyectos futuros?

R.- Llevo tres años dentro de la Fundación del R. Betis Balompié, formando a niños de Guinea Ecuatorial a través del futbol y con metodología de entrenamiento de España. El objetivo principal es formarles como personas y poder organizar un viaje a España para que disfruten. Para mi es una enorme satisfacción personal.

A través de la Fundación Martinez Hermanos, para este año continuaremos desarrollando proyectos solidarios, haciendo campañas de recogida de balones y botas. Seguiremos con el campus durante los meses de julio y agosto en Bata, y como novedad queremos preparar el primer campus en Malabo. Continuaremos recogiendo material y entregándolo en Bata y Malabo.

 P.-  Recientemente ha donado a 22 equipos de Guinea Ecuatorial, que aglutinaban 400 niños, equipaciones de futbol completas ¿Qué transmitían los niños cuando se les entregaba el material deportivo?

R.- La última donación realizada a través de la Fundación Martinez Hermanos, se entregaron todas las equipaciones del Real Valladolid de la marca Hummel. Una equipación nueva y completa. Esto fue un éxito y a los distintos equipos les vino muy bien.

Tenemos un convenio con la Fundación SEUR, que se encarga de la logística de la distribución de las equipaciones desde Valencia. Desde Valencia a Guinea Ecuatorial, es la Fundación Martinez Hermanos es la que se ocupa de su entrega a colegios, asociaciones que demandan la ayuda. Contamos con un listado muy completo.

P.-  Guinea Ecuatorial, un país rico por su cultura, tradiciones, naturaleza ¿Qué es lo queda por hacer en este país en materia deportiva?

R.-Sinceramente Guinea Ecuatorial es una maravilla deportivamente. Considero importante potenciar el futbol femenino desde la edad temprana, 8 a 10 años. Tienen buen nivel de juego y lo único que se necesita es estar cerca de los niños y niñas, enseñarles una metodología de entrenamiento para que empiecen poco a poco.

SUSCRIBETE A MEIK MAGAZINE