Si tienes más de 30, es momento de pensar en adquirir colágeno hidrolizado para cuidar tu piel, cabello y salud. Te explicamos por qué urge y es importante que lo hagas.

¿Qué sabes o has escuchado sobre el colágeno hidrolizado? Todos hemos oído hablar alguna vez de los beneficios naturales que el colágeno genera en nuestra piel y nuestro cuerpo… pero, ¿qué pasa cuando dejamos de producirlo al ritmo que solíamos hacerlo que suele ocurrir a partir de esa edad?

Es el momento, quizás, que sepas de qué se trata el colágeno hidrolizado, dónde encontrarlo, cómo consumirlo, cada cuánto, y qué beneficios tiene para ti. El colágeno hidrolizado permite combatir el paso del tiempo y evitar daños que, más tarde, pueden ser irreversibles. Utilízalo y di adiós a las líneas de expresión, las arrugas, las cicatrices por acné, la caída del cabello y el metabolismo lento. El colágeno hidrolizado, el elixir desconocido hasta ahora.

¿Qué es el colágeno hidrolizado? Partamos de señalar que el colágeno es una proteína que el cuerpo elabora para proporcionar  tersura y mejorar la estructura de la piel, así como fortalecer los músculos, tendones, ligamentos y huesos. A medida que pasa el tiempo, la función de producir colágeno por nosotros mismos disminuye y se requiere la utilización e incorporación de colágeno hidrolizado. Es decir, colágeno que se ha descompuesto en pequeñas partículas, mediante el proceso de hidrólisis, para que el cuerpo pueda absorberlo fácilmente como cualquier polvo  polvo que se consume vía oral.

¿Cuáles son los beneficios de tomar colágeno hidrolizado?

El colágeno hidrolizado ayuda a fortalecer los huesos y articulaciones y evitar el dolor articular causado, muchas veces, por la pérdida natural de colágeno en el cuerpo. Previene, además, enfermedades como la osteoartritis y sus beneficios se observan también en la piel, ya que, al estar compuesta por proteínas de colágeno, consumir suplementos que contengan colágeno hidrolizado la tonifica, mejora sus niveles de sebo, hidratación y también evita el daño causado por los rayos ultravioleta, beneficiosos para unas cosas pero no tanto para otras.  A su vez, el colágeno hidrolizado, como hemos señalado, combate las líneas de expresión y las arrugas, corrige las cicatrices que deja del acné y ayuda a evitar la pérdida del cabello. De hecho, un estudio en The British Journal of Nutrition encontró que el uso del colágeno hidrolizado junto al entrenamiento de resistencia ayuda a aumentar la masa corporal y, con ello, mejora el metabolismo con una quema correcta de calorías.

¿Cómo se debe consumir el colágeno hidrolizado?

El colágeno no es algo que debamos consumir todos los días, mientras no tengamos alguna deficiencia provocada por problemas de artritis, fracturas o heridas. Un adulto que produce suficiente colágeno por sí mismo, gracias a una dieta balanceada en vitaminas y minerales, no debe hacer uso de colágeno hidrolizado. Éste se vende en polvo, líquido y en cápsulas que se diluyen en agua, zumos o puré, según tu gusto y dieta nutricional. Para ello, se recomienda no superar la dosis de 10 gramos de colágeno hidrolizado al día, a partir de los 30 años.

¿Cuál es el mejor colágeno hidrolizado en el mercado?

El colágeno que más se conoce es el tipo 1, que  es el que se encuentra,  precisamente, en la piel. Sin embargo, el que causa mayores beneficios en las articulaciones, huesos y tendones, es el colágeno del tipo 2, 9 y 10, ideal para adultos mayores y deportistas. Es importante que antes de comprarlo y consumirlo se revise su calidad y, sobre todo, la tabla de sus componentes para evitar efectos adversos o efectividad. En caso de duda, seguir siempre las indicaciones de un o una especialista que suele ayudarnos en el propio lugar de adquisición del producto.