El gluten es una proteína que se encuentra en la semilla de muchos cereales. Además de estar presente en el pan tradicional, el gluten también se usa en la industria alimentaria como aditivo para dar viscosidad, espesor o volumen a una gran cantidad de productos alimenticios.

En los últimos años se han hecho muchas investigaciones respecto al efecto tóxico que causa en las personas el consumo de proteínas de trigo; esta anomalía, conocida como enteropatía por gluten, enfermedad celiaca, o celiaquía, se caracteriza porque produce una mala absorción intestinal que trae consigo varios problemas nutricionales.

En España esta dolencia autoinmune afecta al 1,5% de la población española (500.000 personas) y crece a un ritmo del 15%. La enfermedad, que tiene un componente genético, es difícil de diagnosticar ya que se manifiesta de diversas maneras y los síntomas pueden ser atípicos o estar ausentes. De hecho el 75% de los celíacos nacionales no sabe que lo son.

Los síntomas más frecuentes de la celiaquía son pérdida de peso, hinchazón, fatiga, diarrea y los dolores abdominales. Estas causas son comunes a otras muchas enfermedades, por lo que tres de cada cuatro no saben que la padecen.

Esta enfermedad puede manifestarse a cualquier edad, aunque los adultos son los más propensos: el 20% de los diagnósticos se dan a personas de más de 60 años. Y en cuanto a sexos, las mujeres se ven más afectadas llegando a doblar el número de hombres que la padecen.

Cada vez más gente en España opta por hacer una dieta sin gluten creyendo que los productos libres gluten son más beneficiosos y favorecen a la pérdida de peso. Esto es un error.  Si una persona sana quita el gluten de su dieta dejaría de comer algunos cereales integrales, eliminando también una fuente de fibra insoluble que, entre otros beneficios, nos ayuda a regular el tránsito gastrointestinal.

En definitiva, si eres celiaco puedes disfrutar de tu alimentación a través de una amplia variedad de alimentos que el mercado nos ofrece y sin menoscabar la salud. Si no eres celiaco, no suprimas el gluten de tu día a día. No nos impongamos restricciones cuando no las tenemos.

SUSCRIBETE A MEIK MAGAZINE