Empresaria de la alta sociedad, co-fundadora de la agencia Johnson Publishing Co., junto con su esposo John H. Johnson, sobre cuyo imperio editorial se levantaron publicaciones como Negro Digest, Ebony o Jet; fundadora de Ebony Fashion Fair y Fashion Fair Cosmetics, Eunice Walker Johnson es considerada la pionera de la moda, concretamente de la Alta Costura, y de la belleza negra en Estados Unidos.

Una mujer que desde el principio tuvo muy claro lo que quería hacer y cómo lo quería hacer, sin dejar que nada ni nadie se lo impidiera. Rompió todos los esquemas dentro de la moda, disolviendo todos los cánones establecidos hasta el momento, lo que la convirtió en una de las empresarias más aclamadas del momento.

Nacida en 1916 en Selma (Alabama), Eunice Walker se graduó en sociología en el Talladega College en 1938 y, terminado el instituto, ingresó en la Universidad de Loyola de Chicago para formarse como trabajadora social. También estudió periodismo en la Universidad Northwestern y decoración de interiores en la Escuela de Diseño Ray-Vogue, y fue miembro de Delta Sigma Theta. Durante su etapa universitaria conoció a su futuro esposo, John H. Johnson, editor de la revista interna de Supreme Liberty Life Insurance Company, en 1940, con quien se casó tras finalizar sus estudios.

En la década de los cuarenta, mucho antes del movimiento de conciencia negra de la era moderna de los derechos civiles, Eunice y su marido fundaron la agencia Johnson Publishing Co., la mayor editorial de propiedad negra del mundo. Sus publicaciones se dirigen a lectores, principalmente, de Estados Unidos, Caribe, África y Europa y destacan por su espíritu y una imagen positiva de poder, dignidad y belleza en la comunidad negra.  Su primer proyecto se fundó en 1942, Negro Digest, una revista similar a Reader’s Digest, en la que se incluían artículos acerca de los grandes eruditos afroamericanos y que impactó significativamente en el Movimiento de las Artes Negras en la década de 1960 y principios de 1970. Poco después en 1945 fundaron la revista insignia de la empresa, Ebony magazine, cuyo nombre concibió Eunice y fue la respuesta afroamericana a la revista Life, con fotografías audaces y de gran interés. Posteriormente, en 1951, se empezó a editar Jet magazine.

Además de trabajar como secretaria-tesorera del imperio editorial, Eunice tenía su propia visión y estilo y tradujo sus sueños de empoderamiento de los negros en una carrera de casi 70 años como fundadora, productora y directora de la Ebony Fashion Fair, que fundó en 1958. Un show de moda de Alta Costura y pret-a-porter que anualmente hacia una gira por todo el país y que estaba dirigido, mayoritariamente, al público afroamericano. Su principal propósito era trasladar el glamour de las grandes firmas de moda de Europa, tales como Yves Saint Laurent, Dior, Chanel, Pierre Cardin, Balenciaga, Ungaro, Christian Lacroix o Valentino a los Estados Unidos de la mano de modelos negras. También apostaba por los diseños norteamericanos y, sobre todo, apoyaba a los diseñadores negros como Lenora Levon, Rufus Barkley y Angela B’Nai. Se trataba de usar la moda como vehículo conductor para inspirar a la comunidad negra en sus expectativas o modo de vida mediante el lujo. Un acto radical en un momento en que la segregación seguía siendo la norma y las mujeres negras estaban muy excluidas del ámbito de la alta costura.

Ebony Fashion Fair founder and director Eunice Johnson (in pink) stands with models during the 33rd annual Fashion Fair in 1991.

Dada su posición económica, desde la fundación tanto de la revista como de la feria de moda, Eunice hizo todo lo posible para obtener los conjuntos más vanguardistas de la época. Para ello, como algunas de las grandes firmas europeas eran reacias a que sus diseños lucieran en modelos negras, Eunice gastaba mucho dinero en boutiques o minoristas donde podía conseguir los mejores diseños. Y no se conformaba con poco, siempre buscaba la creme de la creme para poder ofrecer a sus clientes diseños exclusivos y de calidad. Se convirtió en productora de desfiles, editora de moda y estilismo y presidió, además de ser directora, Ebony Fashion Fair durante casi 50 años, desde 1961 hasta 2009.

Eunice Walker Johnson también jugó un papel decisivo en el establecimiento en 1973, de la línea de productos de belleza, Fashion Fair Cosmetics, formulados para la tez de mujeres negras. Fue la respuesta directa ante la dificultad de las modelos para poder maquillarse, ya que manipulaban los productos del mercado para obtener el tono adecuado de piel. Eunice fue lo suficientemente inteligente como empresaria, como visionaria, para traducir las necesidades de las mujeres negras y convertirse en una revolucionaria de la belleza. Sabía cómo expresar el estilo, traducir las tendencias en productos viables para la mujer afroamericana atendiendo a las circunstancias socio-económicas y, de ahí, que sus productos fueran asequibles para toda la comunidad. Fashion Fair Cosmetics se comercializó estratégicamente en grandes almacenes de alta gama. La línea continuó expandiéndose al introducir productos para el cuidado de la piel, fragancias y cuidado del cabello. Fashion Fair Cosmetics fue una de las mayores compañías de cosméticos de propiedad negra en el mundo y su iniciativa llevó a otras compañías de cosméticos, como Max Factor, Revlon y Avon, a seguir su ejemplo. No cabe duda de que Eunice Johnson fue la pionera y sentó las bases de la cosmética negra que hoy conocemos, Iman Cosmetics, Mented Cosmetic, Black Up, Fenty Beauty o Pat McGrath Lab, entre otras. Gracias a sus planteamientos y astucia, ahora las grandes firmas como Lóreal y Estee Lauder también están expandiendo su mercado hacia la diversidad.

Eunice Walker Johnson, junto con su esposo, creó el imperio de la excelencia negra basado en las publicaciones de su agencia Johnson Publishing Co, el evento de moda, Ebony Fashion Fair y la línea de cosméticos, Fashion Fair Cosmetics. La agencia se convirtió en la primera empresa negra que cotizaba en la Bolsa Americana y que alcanzó 100 millones de dólares en volumen de ventas, de los cuales donó más de 50 millones a varias iniciativas enfocadas a fomentar la filantropía y la educación. Asimismo, la Ebony Fashion Fair produjo más de 4,000 espectáculos recaudando más 55 millones de dólares que también se destinaron a obras sociales.

En 1987, su hija Linda Johnson tomó el control de las empresas y, posteriormente, en 2002 se convirtió en presidenta y CEO de las mismas. Tras el fallecimiento de sus padres, en 2005, John y 2010 Eunice, las empresas tuvieron que afrontar los nuevos retos del mercado. En 2016, Johnson Publishing Co. fue adquirida por Black Operations LLC (Ebony Media Operations LLC) que incluye la revista Ebony, Ebony.com y Jetmag.com. Por otro lado, Linda Johnson Rice fue presidenta emérita de Fashion Fair Cosmetics hasta que, en 2019, la compañía fue adquirida por las ex ejecutivas de Johnson Publishing Co, Cheryl Mayberry McKissack y Desiree Rogers.

Eunice Walker Johnson no solo fue una pionera y una empresaria que levantó un imperio en la cosmética y la moda afroamericana sino que es un ejemplo de cómo, con ideas, preparación y esfuerzo, se pueden cambiar las tendencias en el mundo. Una mujer decidida y fiel a sus principios y a su visión de la vida que ha sido una de las personas que más ha hecho por la igualdad y la diversidad en Estados Unidos, así como por la libertad de una raza que emerge, no solo allí sino en todo el planeta, como una gran alternativa social, artística y cultural en la vida de hoy.