La lectura es una ocupación recreativa y muy beneficiosa ya que, entre otras cosas, fomenta la imaginación y fortalece y mejora la memoria. Ante la difícil situación que estamos viviendo es preferible, en ocasiones, apagar la TV, silenciar nuestros smartphones y aprovechar el tiempo con un libro que siempre habíamos querido leer o revivir historia ya leídas.

Hoy os traemos una recomendación muy especial. Se trata de la novela de la escritora nigeriana Akwaeke Emezi, Freshwater. Una novela que explora la multiplicidad del “yo” desde su entendimiento más interno, basado en la cosmología de la creencia igbo y aborda temas como la crisis de identidad psicosocial o la complejidad de las relaciones sexuales. Se centra en una joven nigeriana, Ada, que se desarrolla a sí misma separada de su comunidad como resultado de haber nacido «con un pie del otro lado».

Inquietante, desgarradora, oscura y poderosa, Freshwater es una aguda evocación de una rara forma de experimentar el mundo. Una novela que ilumina cómo todos construimos nuestras identidades.

Aclamada y muy aplaudida por la crítica, ha contado con maravillosas reseñas en el New York Times, New Yorker o The Guardian y ha sido nominada y premiada con diferentes galardones entre los que destaca el Premio, como autora, a la Mujer, por el primer trabajo de una persona de género no binario.

Con una brillante prosa surrealista, Emezi logra que el lector conecte con el personaje mediante una representación poética en un viaje vertiginoso, vivido de forma dolorosa a través de la vida.

Nacida en Umuahia y criada en Aba (Nigeria), de madre malaya y padre nigeriano, Akwaeke Emezi ha escrito anteriormente otras novelas que, sin duda, también os recomendamos:”The Death of Vivek” y “PET”.

Emezi es una extraordinaria escritora, a la altura de figuras femeninas literarias como Ali Smith, Chimamanda Ngozi, Zadie Smith oAndrea Levy, autoras a las que, como a ella, no debéis perder de vista