La pasada madrugada del 26 de enero se celebró la 62 edición de unos emotivos premios Grammy  que van a pasar a la Historia como los más tristes de los celebrados hasta la fecha. El ex-jugador de los Lakers, Kobe Bryant, había perdido la vida, junto a su hija de tan solo 13 años, unas horas antes, en un accidente de helicóptero. La gala no podía suspenderse pese al inmenso dolor por la muerte – trágica, inesperada — del que era una de las figuras más importantes y queridas del deporte norteamericano y mundial.

Fue la gran Alicia Keys ganadora de 15 grammys quien ejerció de maestra de ceremonias por segundo año consecutivo. La compositora neoyorkina personificó la tristeza de todos los asistentes por la fatal noticia e hizo un llamamiento al corazón de todos, incidiendo en el enorme poder de la música: “Sé que es la cosa más curativa del mundo, así que vamos a intentar curarnos ahora mismo. Todos estamos sintiendo una infinita tristeza en este momento”, dijo después de subir al escenario lentamente  y emocionada, tras la maravillosa actuación de apertura en una sublime performance de la cantante Lizzo.

La gala, concebida como un espectáculo musical en directo más que una entrega de premios, no podía dejar a nadie indiferente ya por sí misma. Como era de esperar los asistentes disfrutaron de unas actuaciones cargadas de espectáculo, coreografías impactantes y una elaborada  puesta en escena, que tuvieron su máxima representación en las apariciones de Billy Eilish, Lizzo, Rosalíay la gran diva del pop del momento, Ariana Grande, que el año pasado decidió no actuar tras pelearse con la Academia.

El homenaje al rapero Nipsey Hussle, asesinado a tiros hace poco, la actuación de los coreanos BTS con Lil Nas X y su homenaje a Prince, así como la rockera actuación de Aerosmith aportaron los decibelios y la energía desenfrenada para que fuera después la bellísima Camila Cabello la que hiciera lo propio con más emotividad y sentimiento que nunca al cantar la canción «Firts man», dedicada a su padre, presente en la gala, y que no pudo contener las lágrimas ante la actuación de su hija.

Dejando de lado las espléndidas actuaciones que fueron las protagonistas de la gala, y que tuvieron más mérito dadas las circunstancias por las que todos estaban pasando, estos Grammys 2020 han destacado por ser el año en el que más presencia femenina ha habido desde hace mucho tiempo. Jóvenes y emergentes artistas que han irrumpido en la industria musical con un talento descarado. 

Una de las más aclamadas fue Lizzo, que a sus 31 años, es la rapera del momento con su disco Cuz I love you y la canción Truth Hurts. Lizzo se llevó ocho nominaciones y es la primera vez en la Historia que había dos artistas nominadas en las cuatro grandes categorías. Por detrás estaba Lil Nas X, que lo podía haber ganado por Old Town Road,   junto con más mujeres nominadas: Ariana Grande, H.E.R, Lana del Rey y Maggie. Fue, finalmente, la jovencísima Billie Eilish, que acumulaba 6 nominaciones por Bad guy, la que tuvo que subir, ruborizada ya las últimas veces, en varias ocasiones a recibir el premio en las distintas categorías. Esta joven artista irrumpe en la industria con el disco When we all fall asleep, where do we go?, grabado a sus 17 años sobre grabaciones caseras hechas con su hermano en su casa de Los Ángeles y ha sido considerada la artista del año. Billie Eilish se llevó a casa los Grammy a la canción del año, grabación del año, álbum pop del año y mejor nuevo artista. Su hermano y productor de su galardonado disco también se hizo con otros dos premios: productor del año y mejor ingeniería de un álbum. Billie Elish hizo anoche historia al ser la más joven artista en llevarse 5 galardones, superando en juventud a Taylor Swift, que fue premiada a la edad de 20 años por su disco Fearless en 2009.

En el apartado latino, la cantante barcelonesa Rosalía se alzó con el gramófono dorado como mejor álbum de rock urbano y alternativo latino por su álbum “El Mal Querer”,con el que también arrasó en la pasada entrega de los Latin Grammy celebrada en Las Vegas, donde maravilló al mundo con su puesta en escena. Alejandro Sanz,por su parte, se llevó un Grammy a Mejor Album de Pop latino.

A continuación os dejamos la lista de los galardones para cada categoría:

Álbum del año: Billie Eilish- ‘When We Fall Asleep, Where Do We Go?’

Grabación del año:Billie Eilish – ‘Bad guy’

Canción del año: Billie Eilish – ‘Bad guy’

Mejor nuevo artista:Billie Eilish

Mejor disco de rap: Tyler, the Creator ‘IGOR’.

Mejor actuación de rap: DJ Khaled ft. Nipsey Hussle & John Legend – ‘Higher’. –

Mejor Video Musicial:Old Town Road (Lil Nas)

Mejor Duo pop/performance;Old Town Road (Lil Nas)

Mejor Película musicial;Homecoming (Beyoncé)

Mejor Audio record; Mi historia (Michelle Obama)

Mejor actuación solista de pop: Lizzo – ‘Truth Hurts’.

Mejor actuación de dúo o grupo en country: Dan + Shay – ‘S’.

Mejor disco de comedia: Dave Chapelle – ‘Sticks & Stones’.

Mejor disco de un artista latino rock, urbano o alternativo: ‘El Mal Querer’- Rosalía

Mejor álbum latino: ‘El Disco’, Alejandro Sanz

“No sé si puedo llegar a las estrellas o la luna, o donde sea. Si caigo por el precipicio, o desde el pedestal, lo que sea, todavía habré aprendido algo” Kobe Bryant

SUSCRIBETE A MEIK MAGAZINE