El estilo de Kate Moss es, probablemente, uno de los más admirados del mundo de la moda. De los años 90 hasta hoy, la que es una de las tops models más influyentes puede presumir de haber sido siempre ella misma. Minimal, rockera, desenfadada. Simplemente Kate.

Katherine Ann Moss nació en Croydon, Surrey, Inglaterra, el 16 de enero de 1974 y fue descubierta, con tan solo 14 años, por Sarah Doukas de Storm Model Management, cuando regresaba de unas vacaciones familiares en las Bahamas mientras esperaban en el aeropuerto JFK. Pese a que su cuerpo no era particularmente despampanante, Kate fue contratada de inmediato y, a partir de ahí, comenzó su exitosa carrera.

En 1989, una joven Kate Moss de 15 años, debutó en la Semana de la Moda de Londres de la mano del diseñador gibraltareño John Galliano, y un año más tarde, también ambos debutaron en la Semana de la Moda de París.

Pinterest

A principios de los noventa, la fotógrafa y modelo británica, Corinne Day, conoció a Kate Moss y, junto con la estilista Melania Ward, realizaron una sesión de fotos en blanco y negro en la playa de Camber Sands titulada “El tercer verano del amor” para la revista The Face que tuvo un impacto brutal en la industria de la moda y redefinió el estilo de la década descrito como “realismo sucio” o “grunge”. La estética de la juventud y de la libertad.

Pinterest

Moss luego apareció en la campaña de Levi’s ‘Levis for Girls’, con gran éxito, creada por The Design Corporation y nuevamente filmada por Corinne Day. Un nuevo rodaje seguido para The Face, de Tony Briggs, titulado «Haute Coiffure»,  convirtió a Kate Moss en la «anti-supermodelo» de la década de 1990,  en contraste con las modelos del momento,c omo Naomi Campbell, Cindy Crawford, Elle Macpherson o Claudia Schiffer, conocidas por sus figuras altas y curvilíneas.

Getty Images

Sin embargo, el momento mítico en la carrera de Kate Moss se produjo cuando fue contratada para las campañas de Calvin Klein, junto a Mark Walhberg, fotografiada por Herb Ritts, en 1992, que dieron la vuelta al mundo. Una alianza que cambió la historia de la moda de los 90, los cánones de belleza del momento e impulsó la estética minimalista y el “heroic chic” como look más deseado. Y desde ese instante, Kate Moss se convirtió en una de las modelos más cotizadas, apareciendo en más de 300 portadas de las revistas más prestigiosas, protagonizando diferentes campañas publicitarias con las mejores marcas Chanel, Balenciaga, Burberry, Stuart Weitzman, Versace, Rag &Bone, Alexander Wang, David Yurman, Givenchy, Roberto Cavalli, Kerastase, Isabel Marant, Yves Saint Laurent, Dior, Gucci, Dolce & Gabbana, Calvin Klein, Alexander McQueen, Equipment, Rimmel, Versace,L’Oreal,Cerruti 1881, Burberry o  Bugari, entre otras, e, incluso, apareciendo en series de televisión como Models Close-Up; French and Saunders, una serie de comedia de la BBC,  videoclips como «Delia’s Gone» de Johnny Cash, «Kowalski» de Primal Scream y «The Way You Look Tonight» de Elton John y en película como Unzipped de Isaac Mizrahi y Catwalk de Christy Turlington. También, dejando  su huella en el mundo editorial, Kate lanzó un libro titulado Kate: The Kate Moss Story.

Pinterest

Pero su belleza y carisma también iban de la mano de una controvertida personalidad, por lo que la prensa no demoró en apodarla como la top model rebelde. Moss ha recibido el escrutinio de los medios por su estilo de vida en las fiestas y el abuso de drogas. En 2005, los tabloides británicos publicaron una serie de fotos que mostraban a Kate consumiendo cocaína con Pete Doherty, ex vocalista del grupo The Libertines, con quien mantuvo un tóxico noviazgo de dos años, repleto de escándalos e incidentes por culpa del alcohol y las drogas. Inmediatamente después, Moss perdió varios acuerdos de patrocinio importantes, incluidos H&M y Chanel. No obstante, fue absuelta de todos los cargos por drogas. Además, su extrema delgadez también fue objeto de críticas y acusaciones de una posible anorexia que, sin embargo, nunca llegó a confirmarse. Su polémica frase “Nothing tastes as good as skinny feels” (“Nada sabe tan bien como sentirse delgada”), le valieron duras críticas públicas por promover supuestamente la anorexia entre sus jóvenes seguidoras. A pesar de sus escándalos protagonizados, su carrera no se vio afectada y, de hecho, tuvo un mayor impulso.

pinterest

Kate Moss no solo ha influido en el mundo de la moda, sino también en el arte y la cultura reforzando su imagen como icono mundial.  En 2002, el pintor Lucian Freud la retrató posando desnuda y embarazada de su hija, y el cuadro fue vendido en 2005 por la astronómica cifra de 4 millones de libras; en 2006, el escultor británico Marc Quinn se basó en ella para crear una sirena dorada haciendo yoga; en 2013Chris Levine la convirtió en un holograma en 3D para el desfile de Alexandre McQueen,en 2014 fue fotografiada por Mert Alas y Marcus Piggot para el 60 aniversario de la revista Playboy y en 2016 el artista Nick Knight creó un ángel de oro blanco inspirado en su figura.

Pinterest

Además, Kate Moss se ha convertido en la mejor embajadora de su propia imagen, siendo una auténtica creadora de tendencias y ganándose un lugar en las listas de las mejor vestidas.

En 2016, a los 42 años, la modelo británica abandonó las pasarelas para emprender su carrera como empresaria participando en proyectos musicales, diseñando su propia línea de ropa, realizando colaboraciones con marcas como Topshop y Longchamp, e incluso lanzando su propia agencia, Kate Moss Agency. Lo que la situó, ese mismo año, como la duodécima modelo mejor pagada del mundo, ingresando 4,5 millones de dólares (4 millones de euros), según la revista estadounidense Forbes.

Su vida sentimental también ha sido de lo más movida. Entre su lista de parejas están el actor Johnny Depp, el fotógrafo Mario Sorrenti, el editor Jefferson Hack con el que tuvo a su hija Lila Grace, el polémico músico Pete Doherty, el guitarrista de The Kills, Jamie Hince, con quien contrajo matrimonio en 2011 con un espectacular vestido diseñado por John Galliano y, actualmente, con el tataranieto del canciller alemán Otto Von Bismarck, Nicolai Van Bismarck, trece años más joven que ella.

Pinterest

Ahora, a sus 46 años, la modelo Kate Moss está plenamente centrada en su faceta empresarial, y en impulsar la carrera en la industria de la moda de su hija, Lila Grace Moss, la cual debutó con la campaña de Marc Jacobs Beauty en 2018, hizo su primera portada para la revista Dazed&Confused que dirige su padre, Jefferson Hack, y este 2020 protagonizó la campaña Cruise de Miu Miu fotografiada por Juergen Teller.

Alamy

Kate Moss es la imparable musa de la moda y el icono de la década de los noventa. Una modelo que inspiró y movió a romper las reglas y conquistó la industria con su extraordinaria y seductora belleza, convirtiéndose en la antítesis de la palabra supermodel, y continúa construyendo un legado digno de admiración.