El pasado 6 de febrero de este año daba comienzo la Semana de la Moda de Nueva York, una de las citas imprescindibles de la moda. Mucho se ha hablado de que la pasarela neoyorquina está perdiendo su esencia pero, sin embargo, la creatividad nunca ha dejado de florecer en la Gran Manzana.

A pesar de las grandes ausencias, como las anunciadas de Ralph Lauren y Tommy Hilfiger, y de que Tom Ford, presidente del CFDA, decidiera elegir Los Ángeles para realizar sus desfiles, la Semana de la Moda de Nueva york ha deslumbrado y nos ha ofrecido, como cada temporada, lo mejor de lo mejor de los diseñadores actuales.

Longchamp apostó por un estilo vintage de los años 70 con estampados en tejidos y telas tradicionales, sin olvidar los complementos, como bolsos y maxi botas, seña de identidad de la firma. Ulla Johnson mostró su colección reivindicando el empoderamiento de la mujer con siluetas Z, Cavaricci y de los años 80 con una paleta cromática turquesa, magenta y chartreuse, complementada con maxi joyas y gafas muy atractivas. Proenza Schouler mostró la calidad e imaginación de sus creativos, Jack McCollugh y Lázaro Hernández, quienes jugaron con siluetas entalladas, estampados de bufanda drapeados, chaquetas talla XL con doble botonadura, también con elementos inspirados en el estilo de los 70. Con la colección de Carolina HerreraWes Gordon deslumbró con sus colores neón, telas abrigadas y prendas invernales, como originales capas, así como espectaculares vestidos de noche de encaje, plisados o con maxi volantes.

La Semana de la Moda de Nueva York

Brandon Maxwell se presentó con looksen blanco y negro, chaquetas, pantalones de pana y tejidos de alpaca acogedores, e incluso incluyó ropa de hombre recientemente lanzada. Así como vestidos de tortuga líquida, los trajes de chocolate profundo, las botas de vaquero y los riñoneras de esmalte. Oscar de la Renta nos ofreció sus propuestas pensadas casi exclusivamente para la noche en todas sus versiones, donde los colores brillantes no faltaron. Sus modelos y prendas, han estado inspirados en el famoso baile en blanco y negro de Truman Capote de 1966 Katharine Graham Y, también, Michael Korsque presentó una colección en la que la prenda estrella fue la capa o Marc Jacobs,que fue el encargado de cerrar la pasarela de Nueva york con una colección refinada y sartorial muy elaborada donde destacaron los chaquetas y abrigos cuasi-minimalistas y las piezas hechas en seda rosa y amarilla en 3D; también es de destacar que Miley Cyrus desfiló demostrando su poderío.

Todo un gran festival de diseño y creatividad que, como cada año por estas fechas, hace de Nueva York el epicentro de la moda.

SUSCRIBETE A MEIK MAGAZINE