Ante esta situación excepcional las personas se ven avocadas a una realidad que hace solo semanas ni imaginábamos. Para los adultos se hace pesado, pero para los pequeños de la casa no lo es menos, por eso,  desde MEIKMAG me propusieron escribir este artículo en referencia a planes y propuestas con niños durante este confinamiento.

Aunque me dedico a la abogacía, a través de mis libros «La pequeña Paula» y «Marga, la princesa amargada» tengo que visitar colegios e institutos en los cuales interactúo con los alumnos. En esas edades los niños están cargados de energía, siempre correteando de un lado a otro, con sed de libertad. Son como pequeños lobitos a los que no se les puede tener enjaulados. En este artículo os doy algunas ideas para ayudar a pasar estos días de confinamiento con niños.

La comunicación estos días es fundamental. Dentro de la convivencia diaria deberíamos establecer 10 o 15 minutos para sentarnos a hablar, saber cómo se sienten y que, a su manera, se puedan desahogar.

No tenemos que esconder lo que está sucediendo, pero el ver las noticias debería ser limitado. Informados sí, pero con tacto, y esto dependerá un poco de la edad, para que lo asimilen. He visto videos de niños pequeños que nos hablan de cómo vamos a vencer a los «bichos malos» como un cuento salido de su imaginación y eso es la luz que necesitamos ahora mismo.

Ante esta situación hay que intentar mantener la mayor normalidad posible y, como algunos psicólogos defienden, se debería mantener una rutina ordenada.  Horarios diferentes, sí, pero debe haber tiempo tiempo para tareas del cole, ducha o baño, cena y un ratito para ellos mismos. Todo sin atosigarlos. A veces, como les pasa a los adultos durante estos días, el cuerpo y la mente de los niños no van a la velocidad que se desea y a ellos también les sucede. Así que calma, rutina y horarios dentro de unos límites.

No hay que obsesionarse con la fecha fin de confinamiento, pues esto puede crear algún tipo de frustración. Vivamos el día.

Debemos recordar a los niños que no estamos de vacaciones y hay que mantener las tareas del colegio y unos horarios para ello. Buscaremos las horas que mejor se adapten a ellos, en la mañana o partir el horario en mañana y tarde. El tiempo dependerá un poco de cómo veamos que están, pero  una media de unas 4 horas diarias sería suficiente. También podemos animarlos, como nos indican algunos profesores, a realizar, dentro de estas tareas, algunas no directamente relacionadas con las indicadas por el cole, como hacer pequeñas redacciones, que además de ser una terapia excepcional, de esta cuarentena puede salir algún Pérez Reverte. Pintar sería otra manera de dar rienda suelta a su imaginación.

También podemos adelantar con el inglés. Alguna página recomendada sería: https://learnenglishkids.britishcouncil.org/marcarnos

La lectura es otra forma de pasar el confinamiento de una manera saludable y que nos haga viajar sin movernos de casa. Desde algunos centros educativos se recomienda una hora y media de lectura pero como algo orientativo. Los padres deben ponerse de acuerdo con los hijos en este tema. Algunos coles han tenido la iniciativa de que los alumnos lean un capítulo de un libro cada semana y después, a través de vídeo tener una breve introducción al mismo por parte del autor. En este punto, he participado como escritor en la iniciativa que han tenido, entre otros, el colegio «Luis Solana» con los alumnos de 5º y 6º, que están leyendo mi libro «La pequeña Paula».

Sobre libros que recomendaría hay muchos, no hay que cerrarse a los conocidos por el público en general. Voy a recomendar uno: «Crea magia con tus hijos: cuaderno de aventuras», donde la imaginación en estos momentos de encierro romperá todas las barreras y límites.

Para mantener la salud en estos días que estamos más expuestos a las pantallas y a la menor luz que hay en los interiores, es importante la higiene visual para todos, grandes y pequeños. Para evitar que puedan aparecer síntomas como visión borrosa, picor de ojos o dolor de cabeza por un uso más habitual de los dispositivos, expertos ópticos nos recomiendan:

  • Regla del 20/20 (20 minutos trabajando y 20 segundos descansando la vista).
  • Intentar trabajar con luz natural siempre que se pueda.
  • Evitar reflejos.
  • Ajustar la resolución de las pantallas.
  • Mantener el globo ocular hidratado.
  • Sentarse correctamente y guardar una distancia mínima de 30 cm.

En otros aspectos… hay que cuidar la alimentación, tomando fruta, verduras y leche y tener una actividad física mínima en casa compartiéndola juntos. Sirven juegos y actividades en que haya que moverse. O practicar estiramientos, yoga… Los ejercicios pueden ser divertidos y unir a la familia.

No menos importante es buscar diversidad en el ocio: desde videoconsolas, a  series y películas, según la edad, y distintos juegos.

Con los más peques podemos relacionar las actividades que hacían en el exterior con lo que hacemos dentro de casa. Si les gusta el baloncesto, el fútbol o el kárate, les podemos pintar los dedos como un jugador de baloncesto o de un futbolista, o quizás de un karateka y ya tendríamos preparado una tradicional lucha de dedos nivel años 80. Podemos encontrar talleres de hacer pompas de jabón y gomas de colores,  seguramente en Internet haya vídeos.

La mente necesita desconectar para que ellos estén contentos, es algo que les ayudará a seguir venciendo esta batalla en la que se están portando como verdaderos héroes.

Para todos los que deseen aprovechar este tiempo para aumentar sus conocimientos de una manera divertida, hay muchos museos que nos dan la oportunidad de visitarlos de una forma virtual, ¿Os imagináis volar hasta el mismísimo Louvre?

Aquí os dejo algunos enlaces: https://www.louvre.fr/en/visites-en-ligne https://www.museodelprado.es/en/the-collection/art-works https://www.namuseum.gr/en/collections/

En definitiva, familias, estas son mis propuestas para pasar esta cuarentena con esos pequeños superhéroes que son nuestros hijos. Entre todos haremos frente a este tiempo que nos ha tocado vivir. Juntos, no me cabe duda, vamos a salir adelante. Que no haya día sin música y risas en casa.

Por todos los que están ahí fuera luchando, por todos los que han enfrentado al virus, por todos los que tenemos que estar en casa, que este enemigo no venza a nuestras ganas de vivir. TODO IRÁ BIEN.