En los últimos años hemos asistido a una nueva realidad, con una tendencia cada vez más en auge que está cambiando la sociedad. Una realidad que se manifiesta en dos vertientes complementarias. Por un lado, la lucha de la mujer por la igualdad de derechos y oportunidades que está constituyendo una auténtica revolución social y, por otro lado, la diversidad como herramienta para el crecimiento y desarrollo sostenible.

La sociedad demanda construir un mundo solidario que asuma la diversidad y la pluralidad. Una pluralidad que no sea la de los mismos sino la unión de los diferentes, puesto que igualdad no significa identidad común.

Las mujeres seguimos luchando por la necesidad de afrontar y eliminar la discriminación estructural en el trabajo y en las funciones que se ejercen a todos los niveles en la sociedad mundial, consiguiendo una representación descriptiva que sea, no solo equilibrada entre sexos, sino  también participativa y reflejo de la diversidad social en la que deben estar, en el presente y el futuro, integradas las minorías.

Así, el pasado mes de enero de 2020, España dio un paso hacia esa representación participativa e inclusiva al nombrar como Directora de Igualdad de Trato y Diversidad Étnico-racial a Rita Bosaho Gori, que se convierte en la primera diputada negra de la historia de España. Política y activista de origen ecuatoguineano, Rita Bosaho es licenciada en Historia por la Universidad de Alicante y posee un máster por la misma Universidad en Identidades e Integración de la Europa Contemporánea. Ha trabajado como Técnico en Cuidados Medios en el Hospital general Universitario de Alicante, durante más de veinte años y siempre ha estado vinculada a distintos proyectos sociales, tales como el Proyecto Cultura y Solidaridad, la Asociación de Mediadores Sociales Interculturales de la Comunidad Valenciana y la Plataforma Feminista de Alicante. En 2016 se convirtió en la primera diputada afrodescendiente electa en la XI legislatura en el Congreso de los Diputados por la circunscripción de Alicante, y ahora ostenta la ya mencionada Dirección dentro del Ministerio de Igualdad que dirige la ministra Irene Montero, con la que ha trabajado en su formación siendo, actualmente, su mano derecha.

De esta forma, Rita Bosaho se suma al elenco de mujeres que han hecho posible un significativo cambio dentro de la política como Ilhan Omar, de origen somalí y hasta ahora legisladora demócrata en la cámara de Minnesota, Rashida Tlaib, abogada de raíces palestinas y antigua parlamentaria estatal en Michigan, también por el Partido Demócrata, Sharice Davids, miembro de una tribu de Wisconsin llamada Ho-Chunk, abogada y antigua luchadora de artes marciales, Deb Haaland, activista de Nuevo México que fue directora de voto de nativos americanos en la campaña de Barack Obama para las elecciones presidenciales de 2012; Alexandria Ocasio-Cortez, la congresista latina más joven de la historia de EE.UU, Verónica Escobar, Sylvia García, que son las primeras congresistas latinas por Texas, y Debbie Murcasel-Powell,en Florida o Ayanna Prssley, la primera mujer afroamericana en el Congreso por el estado de Massachusetts, Alice Bah Kunhke, la primera mujer negra que se presentó como eurodiputada por Suecia, Antonella Bundu, la primera mujer negra en presentarse a la alcaldía de Florencia, Cecile Kyenge,quien fue ministra de integración en Italia o Benedicta Silva, la primera mujer negra electa senadora en Brasil, entre otras muchas.

Todas las mujeres esperamos mucho de este paso adelante encarnado en la persona y figura de Rita Bosaho. Esperamos mucho de su trabajo y de su cultura, formación e imagen. Pero también es muy importante señalar lo que tiene de símbolo para la sociedad española su nombramiento.

El futuro será diverso o no será un futuro progresivo y justo. Rita Bosaho, orgullosa de su presente y también de sus raíces, es una mujer preparada y culta, valiente y dinámica que, no por ser la primera en un gobierno será la última. No es cuestión de ideologías concretas, sino de justicia y de empujar los únicos valores que harán un mundo mejor para todos.

SUSCRIBETE A MEIK MAGAZINE