Llega la primavera y nos ponemos en forma. En este artículo te ofrecemos los mejores consejos para que comiences a practicar el running sin muchos problemas. 

Antes de empezar con una actividad física de cierta intensidad es acudir a profesionales de la salud y pasar el correspondiente chequeo.

Muchas personas llegan al running para perder peso y con la intención de llevar una vida más saludable deciden empezar a correr a los 40. Nunca es tarde para empezar en este magnífico deporte pero si has llevado una vida sedentaria en los últimos años es importante que además de una revisión médica busques una adaptación muscular y cardiovascular progresiva.

La clave de empezar a correr la encontramos en la perseverancia, dominar el puente entre el deseo y la realización. Siempre (o casi siempre) necesitaremos grandes dosis de fuerza de voluntad y motivación para salir a correr pero esa barrera es aún más acusada durante los primeros días.  Así que paciencia para afrontar el período inicial de acondicionamiento cardiovascular y las adaptaciones de músculos, ligamentos y tendones. A medida que avancen las semanas no darás crédito a la mejora experimentada.

Tienes tiempo, prepárate, acondiciona tu cuerpo y…. corre.