Tras algo más de dos semanas de confinamiento por el Covid-19, nuestra piel está sufriendo los efectos de la falta de vitamina D, la sobreexposición a la luz azul y el estrés. La importancia de mantener una piel sana, cuidada y bien hidratada ha ganado protagonismo en los medios y, principalmente, en las redes sociales. Sin embargo, también debemos tener en cuenta que, si todo esto pasa (que esperamos firmemente que así sea) hay que pensar en cómo combatir los efectos negativos en la dermis.

Existe una gran variedad de centros de belleza, pero si lo que buscas es profesionalidad y atención personalizada cuidando el más mínimo detalle, tu mejor opción es The Nail Corner, pues no sólo hacen bien su trabajo (que también), sino que han conseguido dar una vuelta de tuerca a los conceptos más tradicionales, afanándose en ofrecer un servicio a medida, exclusivo, green y tremendamente placentero, ya sea innovando con nuevas filosofías o implantando las técnicas y tratamientos más punteros.

Maryori Matallana Cuervo, propietaria y responsable nos cuenta que su centro dispone de un amplio abanico de tratamientos faciales y corporales y, además, diferentes técnicas de manicura y pedicura, pues tampoco nos viene mal darles un retoque a manos y pies.

Uno de los tratamientos más demandados es el masaje facial de Kobido (que significa “antiguo camino de belleza”) o “lifting facial japonés”, una técnica perfecta para renovar nuestra piel tras los estragos producidos por el confinamiento.

Según Maryori Matallana, experta en este tratamiento, el masaje facial de Kobido es famoso por su efecto de lifting facial natural. Activa la circulación, relaja la musculatura mediante un masaje trabajado desde la profundidad del musculo, lo que favorece la producción de elastina, colágeno y ácido hialurónico. “Con una sola sesión consigues una piel más luminosa, descansada y reafirmada”, afirma. “Además de esto, el masaje Kobido proporciona un efecto terapéutico que alivia los dolores tensionales como el bruxismo o los dolores de cabeza”.

“Ahora hay en las redes muchos tutoriales circulando que tratan de enseñar los beneficios de esta técnica y cómo poder aplicarlos desde casa, pero lo cierto es que, para obtener la mayor efectividad, es recomendable dejarlo en manos de profesionales debidamente formados, ya que solo ellos pueden trabajar a fondo la musculatura facial, realizar un buen drenaje linfático y movilizar la grasa” señala la directora de The Nail Corner.

 

El masaje facial de Kobido se convertirá en el perfecto aliado tras el confinamiento. No sólo para lucir una piel sana y radiante, sino, sobre todo, por los beneficios terapéuticos indicados, que nos ayudarán también a relajarnos, combatir el estrés y la ansiedad y las molestias oculares que lógicamente se producen, puesto que ahora pasamos más de 12 horas pegados a nuestros ordenadores, smartphones y televisores.

Maryori Matallana Cuervo es una empresaria de origen colombiano afincada en Madrid desde hace ya 20 años, experta en tratamiento faciales y corporales y especializada, también, en aparatología y terapias manuales. Como propietaria y directora de The Nail Corner, lo que la caracteriza es su profesionalidad y excelencia a la hora de ofrecer una amplia gama de servicios de alta calidad, especializados y totalmente personalizados, aunando la tecnología más innovadora. Su dedicación y pasión por esta profesión hace que The Nail Corner sea sinónimo de belleza, bienestar y salud y se encuentre a la vanguardia en tendencias, técnicas y tratamientos.

 

The Nail Corner

Calle Goya, 93

28009 Madrid

Tlf: 910 599 700 / Whatsapp: +34 679 724 579

Email: info@thenailcorner.es

https://www.thenailcorner.es