La sociedad evoluciona y con ella, las personas. El turismo tradicional está dando paso a nuevas y sugerentes formas de turismo que están cambiando las perspectivas del sector. El turismo verde o turismo rural, como alternativa para los amantes de la naturaleza, es un concepto de vida centrado en el respeto, conservación y disfrute del medioambiente con salud y tranquilidad.

Este turismo responsable y personalizado nace a raíz de una serie de preocupaciones que empiezan a surgir  entre la población mundial, entre ellas, el respeto por la flora y fauna y el estilo de vida de los habitantes de las zonas rurales de destino. También de la necesidad de restauración del patrimonio natural y la eliminación de los daños colaterales que produce el turismo masificado.

Este nuevo tipo de turismo implica, también, la posibilidad de utilizar medios de transporte alternativos y eliminar o reducir la contaminación del aire, acústica y lumínica, lo que beneficia la salud física y mental. Éstas y otras muchas a nivel particular, entre ellas que no es un turismo con precios desorbitados, son las razones por las que, desde hace varios años el término turismo verde empieza a estar de moda.

Si nos paramos a pensar, el turismo verde ofrece muchas ventajas tanto para el medio ambiente como para el individuo. Vamos a intentar enumerar algunas de ellas:

1 ) Mejora de la economía de los habitantes de las zonas rurales y regeneración y cuidado de estas.

2 ) Recuperación de espacios naturales dañados y abandonados.

3 ) Reconocimiento del papel de la mujer en cuanto al emprendimiento y dirección de alojamientos hoteleros destinados al ecoturismo.

Otras de las ventajas del turismo verde que repercuten al propio individuo son:

1 ) Una mayor concienciación y actitud solidaria, ya que estamos colaborando con la problemática medioambiental, de la que no solo nos beneficiamos ahora nosotros, sino que podrán beneficiarse también nuestros descendientes.

2 ) Mejora de nuestra salud, con eliminación del estrés y también el hecho de poder escoger productos ecológicos y naturales en el consumo vacacional.        Sin duda la mejora medioambiental, alejarnos de los grandes núcleos de población y recurrir a espacios verdes y libres de contaminación aumentarán nuestro bienestar y felicidad.

Hoy, el turismo verde, el turismo rural, está creciendo en todo el mundo. España, debido a sus características orográficas y sus rincones naturales, es uno de los países donde este fenómeno se está produciendo con mayor intensidad. En próximos números iremos descubriendo algunos de esos lugares en los que la estancia libera el cuerpo… y el alma.

SUSCRIBETE A MEIK MAGAZINE