Jugando con capas y experimentando con materiales.

Valentino volvió a lo básico para la temporada Otoño / Invierno 2021. Debutando con una colección que era casi exclusivamente en blanco y negro, la gama se centró en las capas, así como en mezclar y combinar materiales y siluetas para crear looks emocionantes.

Jugando con el elemento de traje y el concepto de uniforme, la colección toma la clásica camisa blanca y la reinventa a través de capas con todo, desde un cuello alto recortado hasta un abrigo de lana. También destaca la artesanía característica de Valentino a través de vestidos de gasa transparentes con delicados bordados, crochet y detalles de punto, así como en su sastrería. Los looks se sienten andróginos pero también femeninos, con la colección mostrando tanto ropa masculina como femenina, pero jugando con el uso de prendas como blazers y pantalones de traje. La colección se envuelve en oro opulento de la cabeza a los pies, cubriendo prendas de punto y chaquetas de cuero, y finalmente termina con un hermoso vestido de crochet blanco de cuerpo entero.

Es casi como si Valentino nos hubiera leído la mente cuando se trata de moda pospandémica. La paleta de colores en blanco y negro es usable pero emocionante, y traduce el ADN exclusivo y de lujo de la marca a través de las capas experimentales y las nuevas siluetas de los bolsos, que también llegan en cuero negro.