Entre el mar y la cordillera de los Andes, desde el desierto más árido del mundo hasta los glaciares patagónicos, se desarrolla un espléndido y singular paisaje que fascina a quienes admiran la naturaleza y la vida al aire libre.

El aire puro que emana de los más de 4.000 kilómetros de costa, la inmensidad del desierto en el norte, oasis, dunas y la frescura y belleza de los bosques, siempre verdes de la zona austral, comparten escenario en el asombroso territorio chileno.

En el norte de Chile descubrimos desiertos, playas cálidas y cumbres nevadas. Los paisajes de esta zona tienen en común una belleza sobrecogedora. El norte de Chile, sus ciudades, termas y bellezas naturales te dan la bienvenida. Lo más destacado para el visitante es:

El Parque Nacional  de Pan de Azúcar que cuenta con una superficie de 43.769 hectáreas, que se dividen entre las Comunas de Chañaral, en la Región de Atacama, y Taltal en la de Antofagasta. Las excelentes playas de este Parque  permiten una variada gama de actividades de esparcimiento y recreo: natación, paseos y caminatas por la costa, pesca deportiva, observación de su variada fauna… También existen lugares donde observar y admirar antiguos vestigios arqueológicos e históricos.

El Parque Nacional Bosque Fray Jorge, ideal para realizar excursiones y caminatas por sus senderos y cañadas. El principal atractivo lo constituye su bosque húmedo, con árboles de grandes hojas, lianas, enredaderas, musgos, líquenes, canelos, boldos y olivillos, de características similares a los que se encuentran en el sur del país. Entre su fauna, el mamífero más común que encontramos es el zorro culpeo. Las aves que más llaman la atención, por su abundancia y frecuencia, son las perdices, codornices,  águilas y aguiluchos, halcones… y también aves de menor tamaño como las loicas, jilgueros, turcas, chincoles, diucas, yales y picadores.

En la zona central de Chile encontraremos valles generosos, también playas en la costa y lugares con gran tradición, antiguas costumbres y artesanía. Todos los paisajes de esta zona son de una belleza sobrecogedora.

El Parque Nacional La Campana, declarado Reserva de la Biósfera es también una de las áreas naturales más representativas de la zona central del país.

El parque Nacional de Rapa Nuies el sitio más completo y cuidado de la Isla de Pascua. Rapa Nui está lleno de lugares maravillosos, como la ciudad  de Hanga Roa, e increíbles volcanes únicos en el mundo, playas paradisíacas, asentamientos arqueológicos, incluso cuevas de tiempos inmemoriales.

Por último,La zona Sur chilenadestaca por su naturaleza y variedad exuberante, plena de lagos, bosques y una mágica armonía, de una belleza impactante.

La Reserva Nacional Radal SieteTazas, impresiona por los juegos de agua naturales del Río Claro. La zona sobresale por la espesa vegetación autóctona, compuesta por el raulí, mañío, laurel, roble, coigüe, ciprés, radal, olivillo, entre otros, y también por las preciosas caídas de agua formadas por los afluentes del Río Claro, como son Las 7 Tazas.

La Reserva Nacional Villarica destaca por el volcán Villarica y el centro de esquí del mismo nombre. Contiene un paisaje cordillerano de una rica y variada flora y fauna. Es una importante área natural, especialmente protegida por el Estado, que cuenta, además del volcán principal, con otros dos más: el Lanín y el Quetrupillán y presentando mesetas arboladas hasta los 1.500 metros de altitud.

Por último, no podemos dejar de mencionar la famosa Patagonia,territorio en el extremo sur de Chile y que comparte este país con Argentina.En él  hay que destacar impresionantes lugares que el viajero no puede dejar de conocer: desde el Parque Nacional Torres del Paine,hasta el Glaciar Perito Moreno, en cuya presencia nos enfrentamos a un muro de hielo de 5 kilómetros de longitud y 60 metros de altura. También es de obligado cumplimiento navegar, aprovechando la visita al Lago Grey. Otro de los maravillosos lugares patagónicos es el inimitable Fitz Roy, que mantiene  una constante forma afilada, por lo que recibe el sobrenombre de dientes de tiburón. Para poder visitarlo hay que llegar al pueblo del Chaltén, desde donde parten innumerables rutas detrekking.

Realmente podemos asegurar que todo Chile es de una belleza casi insuperable, con una variedad exquisita de reservas naturales, sin olvidar el encanto de dos grandes ciudades, la capital, Santiago,una urbe de las más peculiares y bellas del planeta que combina modernidad junto a tradición, así como Valparaíso,una bella ciudad costera con gran actividad turística y cultural.

Sin duda Chile es un país al que conocer si aún no hemos tenido la oportunidad de hacerlo.

SUSCRIBETE A MEIK MAGAZINE