Zozibini Tunzi es la joven sudafricana de 26 años que se ha coronado Miss Universo 2019, en el certamen que tuvo lugar en los Tyler Perry Studio en Atlanta, Georgia.  Se ha convertido en la cuarta mujer negra que se alza con el título en estos 70 años de historia. Sus predecesoras fueron Janelle Commissiong en 1977, de Trinidad y Tobago; Wendy Fitzwilliam en el año 1998, también de Trinidad y Tobago y la angoleña Leila Lopes en2011.

Además de romper nuevamente con los cánones de belleza establecidos, Tunzi nos ha dado una verdadera visión de futuro, al responder a la pregunta “ ¿qué es lo más importante que se debe enseñar a las jóvenes? Ella sin titubear, tajante, contundente y segura de sí misma respondió: LIDERAZGO. Además añadió“ (…) se debe enseñar a tener un lugar. Nada es más importante que tener un lugar en la sociedad (…)”

Estas inspiradoras palabras, produjeron la ovación cerrada de toda la sala. Y que no solamente impresionaron a los jueces del certamen, sino también a la mismísima, Oprah Winfrey, quien expresó su absoluta conformidad con el discurso de la representante sudafricana mediante un tuit y además la invitó a participar en la Oprah Winfrey Leadership Academy.

Zozibini Tunzi es fruto de la primera generación de sudafricanos bajo un gobierno democrático y post-apartheid.  Prueba de ello, fue su alegato sobre la igualdad racial y el empoderamiento femenino que rememoró el discurso inaugural pronunciado por Nelson Mandela en 1994, lleno de arrojo, liderazgo y superación. Un mensaje que la propia Tunzi pone en práctica siendo activista contra la violencia de género y participando activamente como miembro de la plataforma HeforShe de Naciones Unidas, que invita a todas las personas con independencia de su género a la unión con las mujeres para crear un mundo con igualdad de género.

Cada vez son más las voces que claman por un cambio social dirigido al empoderamiento de la mujer y a la igualdad real de género. Estamos siendo testigos de una realidad global en auge en todos los sectores, y el mundo de la belleza no podría ser menos. Zozibini Tunzi es el ejemplo de que belleza, inteligencia y compromiso no han de estar en contraposición, sino que caminan de la mano hacia un futuro prometedor.

SUSCRIBETE A MEIK MAGAZINE